new commer Ofrenda por Internet | Registro de nuevos miembros
hide
ManminCentralChurch

2016 Petición de Oración | Dios mide nuestra fe | Conferencia sobre 1 Juan

 
on air
Noticias
manminnews
Noticias
Enfoque Manmin
Testimonio
 
Noticias > Enfoque Manmin
| Noticias Manmin   No. 215 | HIT 2988 | DATE 2016-06-26
 
«Los dones dados por Dios llenan nuestro corazón con esperanza por el cielo»



Estos tiempos finales se encuentran llenos de pecado y maldad, por lo tanto Dios le permite a los creyentes tener varias experiencias espirituales para que puedan sentir la belleza celestial y felicidad en la Tierra y con ello vencer al mundo mediante la fe.


¡Qué arco iris tan asombroso!

«Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda» (Apocalipsis 4:3).




Hermana Serem Kim (29 años), Iglesia Manmin de Muan

¡El 15 de mayo de 1998 apareció un arco iris circular que rodeaba el sol en el cielo sobre la Iglesia Central Manmin! Desde ese entonces han aparecido constantemente innumerables arco iris durante los eventos de la iglesia y los viajes misioneros.

El 19 de enero de 2011, tomé una fotografía de un arco iris asombroso por la gracia de Dios. Fue un arco iris circular que rodeaba el sol. A ambos lados habían dos arco iris simétricos que se parecían a las alas de un águila con diamantes en el centro. Sobre el arco iris había un arco iris semicircular y un arco iris en forma de arco. Era un arco iris integral con varias formas (fotografía).




En la mañana de dicho día mi padre, el Pastor Myeongsool Kim de la Iglesia Manmin de Muan, entró rápidamente a la casa, asombrado. Dijo apresuradamente: «Algo asombroso pasó en el cielo». Salí corriendo y miré al cielo; me quedé atrapada en el asombro. Esta era la primera vez que yo observaba este tipo de arco iris. Corrí al jardín del agua dulce de Muan con mi cámara.

Era un arco iris enorme de tal manera que no podía capturarlo ni siquiera con mi lente de ojo de pez. Me tuve que poner en el césped y tomar la fotografía desde allí. Al principio era un arco iris circular y simétrico. Mientras pasaba el tiempo su forma cambiaba. Los miembros de la iglesia que estaban conmigo dimos un grito de emoción y glorificamos a Dios con agradecimiento y asombro. Nos sentimos emocionados porque parecía emitir la gran gloria y dignidad de Dios.

Cada vez que tomo fotografías de evidencias del Dios vivo, el amor de Dios me invade. Además, mientras me daba cuenta de la existencia del mundo espiritual, gané más esperanza para el cielo y mi fe espiritual también aumentó.

Doy gracias y gloria a Dios, que me dejó conocer este misterioso mundo espiritual e incluso ser testigo de tales evidencias a través del poder del pastor.


«Las preciosas luces boreales son fuente de gratitud y gozo»

«Como parece el arco iris que está en las nubes el día que llueve, así era el parecer del resplandor alrededor. Esta fue la visión de la semejanza de la gloria de Jehová. Y cuando yo la vi, me postré sobre mi rostro, y oí la voz de uno que hablaba» (Ezequiel 1:28).




Diaconisa mayor Okju Kim (55 años), Zona 11, Iglesia Central Manmin

Mi esposo trabaja en otro país, por esta razón vivimos separados. Podía soportar esto ya que vivía con mi hijo, que era bueno y considerado. Pero luego de que él se fue al ejército, me sentía triste al estar sola y los extrañaba mucho.

Derramé muchas lágrimas y perdí la fortaleza para orar. Al intentar orar, yo podía de cierta manera tratar con ello pero aun así me sentía vacía.

El 20 de mayo de 2011, Dios permitió a los miembros de Manmin sentir Su luz original que emanó del espacio espiritual. Fueron las luces de las auroras y pudimos tomar fotografías de varias formas de las luces de las auroras. Habían tantas formas de las luces de la aurora como de peces, frutas y flores, las cuales nos recordaron el cielo.

También tomé fotos del ángel y de luces de las auroras con forma de manzana, por la gracia de Dios. Una noche tomé la fotografía de la cruz la cual emanaba las luces de las auroras de la imagen de Jesús (fotografía).




A partir de ese momento sentí la gracia y el amor de Dios aún más. Ya no me sentía vacía sino llena de gozo y agradecimiento. La fe y la esperanza creció en mí. Le doy gracias al Señor quien consoló mi corazón con estas luces de las auroras misteriosas y hermosas, y llenó mi corazón con esperanza por el cielo. ¡Aleluya!


«A través de la separación del espíritu, tuve la certeza de la existencia del cielo y el infierno»

«Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo» (2 Corintios 12:2).




Diácono Hwansang Kim (57 años), Zona 9, Iglesia Central Manmin

Durante la segunda mitad del servicio de la Vigilia entera del viernes del 25 de mayo de 2013, tuve una experiencia asombrosa en el altar donde ocho pastores y obreros de la iglesia se habían santificado. Sus espíritus se separaron a través de la oración del Dr. Jaerock Lee y visitaron lugares celestiales, el sepulcro alto, el sepulcro bajo y el infierno. Luego de la separación, ellos testificaron lo que pudieron ver (fotografía).




En la Biblia está escrito que el espíritu de Pablo fue separado de su cuerpo y llevado al cielo. De igual manera, los pastores y los obreros hablaron acerca de lo que vieron en el cielo y en el infierno. Esto me convenció de la existencia del cielo y el infierno.

Lo que es aún más sorprendente, mientras yo estaba escuchando, frente a mis ojos había un lecho de flores del cielo amplio y magnífico que se extendía. Aunque solo vi este lecho de flores, me sentí muy tranquilo y fascinado. Entonces Dios me permitió ver a las personas que estaban sufriendo en el lago de fuego solo con sus cuellos y cabezas fuera del lago. Se veían tan miserables y desesperados.

Luego de experimentar esto, leí los libros del Dr. Lee, Cielo I y II e Infierno y llegué a conocer los detalles. Aprendí acerca del amor de Dios quien nos da de acuerdo a lo que hayamos hecho y llegué a tener más esperanza por el cielo. Fue una gran fuente de fe ya que acababa de empezar mi vida como cristiano en ese momento.

Ahora soy uno de los líderes en la Misión de Hombres 3-4 y también soy líder de célula. Me encuentro trabajando con esperanza por la Nueva Jerusalén. Doy todas las gracias y gloria a Dios que me enseñó el deber de un hombre y me dio la verdadera esperanza.


back

 
ManminCentralChurch
address_ManminCentralChurch